Daddy Yankee ofrece un explosivo show en Buenos Aires Argentina

Daddy Yankee ofrece un explosivo show en Buenos Aires Argentina

El cantante puertorriqueño Daddy Yankee demostró en Geba porqué se ganó el apodo de “Rey del Reggaetón” y con un explosivo show dejó sin aliento a 18.000 personas que bailaron al ritmo de la música urbana latina durante una hora y media, en la presentación de su nuevo sencillo, “Vaivén”.

Apenas días después de haber cautivado al público neoyorquino en el mítico Madison Square Garden, el artista regresó a la Argentina tras cinco años de espera y volvió a cautivar a sus seguidores criollos en la sede Jorge Newbery del club Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires (Geba).

Daddy Yankee ofreció a los fans una veintena de temas en un show repleto de fuegos artificiales, humo y antorchas, y al cabo de una hora y media a puro reggaetón se despidió del público con una selfie para el recuerdo.

El concierto se inició a las 21:30 con un grupo de baile, integrado por hombres y mujeres, con el artista puertorriqueño de 38 años en el centro de la escena, saltando y arengando al público a entrar en acción.

Vestido con un pantalón negro y una campera negra de cuero con detalles rojos, una remera blanca, zapatillas rojas, una gorra negra con letras también rojas y dos cadenas -no cambió su vestuario en todo el show-, el músico logró que la gente delirara con hits de la talla de “Llamado de Emergencia”, “Lo que pasó, pasó” y “Descontrol”.

Las canciones más famosas de Daddy Yankee se llevaron la mayor ovación y de los temas nuevos, “Sígueme y te sigo” también levantó al público, mientras se repartieron papeles a la gente que decían, “Yo te sigo” y que fueron mostrados paraacompañar el desempeño del artista en el escenario.

El artista interactuó todo el tiempo con sus seguidores, compartiendo pasos coreográficos como “el parabrisas”, moviendo un teléfono celular de un lado a otro.

Además, realizó juegos separando al público entre el campo y la platea con los celulares y propuso a la gente sacar fotos para ser subidas a redes sociales.

Es más, el propio Daddy Yankee pidió permiso y se tomó desde el escenario una selfie de recuerdo con la multitud.

En una noche para el recuerdo, también comentó al público la historia de cómo comenzó su carrera, que él a modo de profecía les decía a sus antiguos compañeros de trabajo que en algún momento iba a cantar y su nombre iba a ser conocido, y finalizó con un grito de: “Y acá estoy Argentina”.

Fue una hora y media a puro ritmo, con un completo recorrido por sus canciones más emblemáticas y sus nuevos trabajos, en la presentación del sencillo “Vaivén”, que se perfila para convertirse en otro hit del artista.

(Fuente)