Honya, uniendo países a través de la ocarina

Honya, uniendo países a través de la ocarina

La artista japonesa Micaco Honya hace maravillas al tocar la ocarina, un instrumento que tiene una significación especial en la cultura japonesa y de otros países.La intérprete se presentó el pasado martes en el Auditorio Enriquillo Sánchez, del Ministerio de Cultura, como parte de una gira que la ha llevado por naciones como Taiwán y Corea. En este último territorio presentó en el 2014 su “Maccori Tour”. Este año, se encuentra recorriendo países de Centroamérica y el Caribe, entre ellos Nicaragua, Panamá y República Dominicana.

Su actuación en Santo Domingo se enmarcó dentro de la conmemoración del “Año de la Amistad Japón-SICA 2015”, con motivo del octogésimo aniversario del establecimiento de las relaciones diplomáticas entre Japón y Centroamérica.

“Mi sueño es poder acercar el corazón de las personas de todo el mundo e infundir amor y esperanza a través de este instrumento”, dijo Honya durante su concierto, organizado por la embajada del Japón en República Dominicana, en colaboración con la Fundación Japón y el Ministerio de Cultura dominicano.

Al ofrecer las palabras de bienvenida, el ministro de Cultura, José Antonio Rodríguez, agradeció a los asistentes por su apoyo y destacó los aportes culturales que tienen actividades como estas para el enriquecimiento de la nación.

Rodríguez, además, resaltó la donación que hizo el gobierno del Japón al Auditorio Enriquillo Sánchez, que luego de permanecer cerrado por falta de equipos y mantenimiento, pudieron reabrir sus puertas para difusión de la cultura. Así mismo, valoró el impacto de estas presentaciones y el acercamiento entre ambas naciones con iniciativas como estas.

De su lado, el embajador de Japón, Takashi Fuchigami, tras agradecer el respaldo del Ministerio de Cultura dominicano para la realización del concierto, detalló a la audiencia las teorías existentes sobre este instrumento parecido a la flauta, la ocarina. “Unas sostienen que su origen fue en Italia, otras que se originó en el oriente asiático; sin embargo, la ocarina ha estado presente en las culturas aborígenes de México, Belice y Guatemala”, añadió.

Cabe destacar que la influencia de la ocarina se encuentra presente también en países de América Latina, como son Bolivia, Perú, Ecuador y Colombia, entre otros.

Concierto

La instrumentista de la ocarina y nombrada embajadora de turismo en varias ciudades de su país, Honya, subió al escenario a las 9:15 de la noche.
La artista, oriunda de la ciudad de Hokkaido, Japón, interpretó “Río Shimanto” y “Tren del Mar Azul de Ojotsk”, antes de decirle al público que “las dos primeras canciones que han escuchado, las compuse inspirada en la naturaleza de Japón”.

El repertorio incluyó una canción folclórica de la prefectura (término que se utiliza para denominar un órgano de gobierno o área territorial desde los tiempos del emperador romano Constantino I) de Fukushima, en la región Nordeste del Japón, titulada “Shin soma bushi”.

Le siguieron “Furusato” (que en español significa “Pueblo natal”), de la cual reveló que su melodía nació en Japón en la primera mitad del siglo XX, y fue la que sirvió para el nacimiento de otras canciones infantiles de esta índole en ese país asiático.

Junto con esta composición presentó una muestra del arte de la caligrafía japonesa, la cual se proyectó en la pantalla, como también “Viento” y “Nubes”, en sus respectivos caracteres o kanji, traducidos por Masae Komatsu.

El cancionero estuvo compuesto, además, por “Yurikago No Uta” (Canción de cuna), “Kotori No Vals” (Vals de pajarito), “Kotori” (Pajarito), “La Mora Limpia”, “Bachata en Fukuoka”, “Amor y Control”, “Niños” y “Marcha de Ocarina”, con la cual concluyó, llevándose numerosos aplausos de toda la audiencia.

Micaco Honya
En 1993 hizo su debut como artista de Ocarina, y en el 2015 ha lanzado su decimocuarto disco, titulado “Memoria”.

(Fuente)