Sentenciado Manny Manuel: “No se puede repetir”

Sentenciado Manny Manuel: “No se puede repetir”

Un total de $1,200 en multas y asistir a un programa de desvío de la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (Assmca) fue la condena al cantante Manny Manuel por declararse culpable de manejar en estado de embriaguez la mañana del 5 de septiembre de 2015.

El juez Alberto Pérez Ocasio, de la sala 1107, del Tribunal de Primera Instancia en San Juan, le impuso dos multas, una de $300 y $800, más $100 de un comprobante, que debió pagar hoy mismo.

La licencia de conducir le fue suspendida por 30 días, no obstante, obtuvo un permiso provisional que le permite manejar para cumplir con sus compromisos de trabajo.

Lo refirió además a un programa de desvío, pues no es la primera vez que el artista presenta problemas con el alcohol. En mayo de 2007 también se declaró culpable de guiar ebrio.

El juez dejó establecido que su reciente admisión de culpabilidad se tomó como una primera convicción, puesto que ocurrió en un periodo mayor de cinco años desde que aceptó su responsabilidad por el mismo delito.

El cargo por manejar su vehículo de forma temeraria y causar daños a una patrulla de la Policía quedó desestimado, luego que el abogado defensor, Ricardo Carrillo, presentó evidencia de que el seguro del vocalista cubrió el gasto de la reparación.  Contento y aprovechando la oportunidad frente a las cámaras para promover su música, el intérprete de 43 años afirmó que no volverá a estar involucrado en un incidente por consumo de alcohol.

“No se puede repetir, además de que uno va cumpliendo edad y las prioridades cambian, y se va dando cuenta de qué es lo que verdaderamente conviene a uno, de qué es lo que realmente te hace feliz”, dijo Manuel Fernández Santiago, nombre de pila.

“Yo estoy en este momento decidido a ser feliz, a no tener tristeza ni angustia en el caminar de mi vida porque la vida es muy corta y uno lo va aprendiendo en el camino, y quiero ser feliz y vivir a plenitud”, puntualizó.

La voz del disco “Pégate de mi mambo” indicó que no está recibiendo tratamiento médico para tratar una adicción al alcohol, más bien “las ayudas que tomo es porque como todo el mundo necesito inyecciones de vida, inyecciones de positivismo y a esas son las que recurro”.

A un programa de televisión le confesó que no sentía vergüenza por lo ocurrido.

“No me avergüenzo públicamente, todos somos mortales y de esta no vamos a salir ninguno vivo”.
FUENTE