Slash Major se retira definitivamente de la música

Slash Major se retira definitivamente de la música

Es sábado a las 2 de la mañana y acabo de terminar la versión original de Funny Games tras años sin verla, cuando recuerdo que tan sólo hace unos minutos mi móvil me avisaba de que debía echarle un vistazo a las notificaciones de Twitter. Inmediatamente buceé entre el desorden del sofá para encontrar el teléfono, esperando alguna gracia sobre la candidatura de Kanye West o una mención de algún hater enfurecido. Sin embargo, lo primero que vi fue una mención de Slash Major anunciando que ‘nos dejaba la exclusiva del adiós a su carrera musical en sus tweets’.

En realidad mentiría si dijera que me sorprendió, pero a medida que fui leyendo los motivos de su retirada, éstos me dejaban más roto que cualquier final de Haneke; mirando al infinito, pensando en la tremenda mierda en la que a menudo estamos sumergidos las personas que sentimos una pasión real por esto. El primer tweet decía ‘Me crucificasteis durante 8 años de forma continua, ahora seguís mis pasos sin mencionarme, por eso lo dejé’. Me hizo recordar como Slash nos contaba hace años, antes de vivir de la música, que tras ocho horas diarias de trabajo físico, se pasaba las noches sin dormir para poder seguir produciendo decenas de producciones semanales, algo que nunca he visto a nadie hacer en este país. Acto seguido, recordé la primera entrevista que realizamos en The Medizine, allá por 2011 cuando sólo éramos un pequeño blog con poco más de 300 visitantes, en la cual Slash ya nos hablaba del género Trap y de su implicación en él. Y eso, por supuesto, me hizo pensar en todos loshaters que le estuvieron machacando por aquello, criticando sus beats y su forma de rapear, y en que muchos de ellos son los mismos que hoy por hoy vanaglorian a otros que hacen una peor versión de aquello. Sinceramente me hizo sentir verdadero asco, una sensación que literalmente fue palpable en el estómago.

Otro de los tweets decía ‘El género no merece mi respeto si el género no me respetó a mi’. Estuve hablando profundamente con Adrián sobre el tema, y no sólo refiriéndonos a la retirada de Slash, sino a la situación artística que vimos en general. Se premia lo paleto y lo mediocre, mientras se castiga el verdadero arte. Lo intentaré explicar con otras palabras: lo que para ti quizás sólo sea un tío muy malo al que te hace gracia ver hacer música de mierda en YouTube, para un artista de verdad puede ser algo verdaderamente frustrante y desesperanzador el hecho de ver cómo le das visitas alguien cutre mientras mucha gente con talento no recibe tanta atención. Abramos los ojos señores: Slash Major estaba produciendo a gente como 2 Chainz o Bodega Bamz (entre muchos otros) y muchos miraron hacia otro lado, sin embargo, tiempo después miles de personas defienden la credibilidad de un tío que cree que el Trap lo inventó Lex Luger por tener una foto junto a Waka Flocka. Bravo.

El productor madrileño declaró que ‘no es un adiós sino un fin, el final de una historia que nos aseguró que para él ha acabado bien y no debemos preocuparnos por ello, aunque sí nos preocuparemos por el hueco que ha dejado en el panorama y por los aparentes motivos que le llevaron a terminar. Hemos perdido a otro de los mejores, entre otras causas, por apreciar lo que no se debe demasiado a menudo. Nadie ha muerto, pero no estaría mal un minuto de reflexión.

(Fuente)